Entrevista en Topsoiler

6 de agosto de 2007

Exclusiva de Topsoiler.com: Entrevista con Roderick Gordon y Brian William

Roderick Gordon: Cuando tu vida se volvió rutinaria debido a tu trabajo, ¿qué te inspiró a juntarte con tu amigo Brian Williams para escribir The Highfield Mole?

Habíamos estado hablando de hacer algo juntos desde 1980 cuando nos conocimos en la Universidad, pero nuestras respectivas carreras nos llevaron por diferentes caminos. Mi trabajo en finanzas corporativas consumía una gran cantidad de horas y no me quedaba mucho tiempo ni energía para nada más, ni siquiera para mi familia. Al pasar los años, Brian había estado haciendo su arte: pintando, dibujando y filmando. Y podíamos encontrarnos regularmente, a menudo cuando él llevaba a cabo una de sus muchas exhibiciones. Lo admiraba porque se mantuvo fiel a las cosas en las que creía mientras que yo me había embarcado en una carrera que no era particularmente beneficiosa en un sentido creativo. Por supuesto, había un sentimiento real de logro cuando un trato finalmente se realizaba, pero esos eran muy pocos y muy a lo lejos.

Recuerdo que empezamos a anotar unas cuantas ideas para una comedia durante los 90’s, pero no fue hasta después del 2001 cuando me despidieron que finalmente tuve la oportunidad para cooperar apropiadamente con algo. Los primeros meses del año 2003 escribimos el guión de una película juntos, y fue tan divertido que decidimos embarcarnos en un nuevo proyecto.

Mi esposa sugirió un libro para niños una noche cuando Brian había venido a cenar y debo decir que ninguno de los dos se lo tomó seriamente como para empezar con ello. Sin embargo, nos gustó la idea de publicarlo nosotros mismos así que, no tuvimos que mezclarnos con los publicistas ni con sus pilas de manuscritos en espera. Sabíamos bastante bien que mucha gente había intentado ir por esa ruta y había fallado, y en cualquier caso, nunca estuvo en nuestros planes asegurar una editorial conocida. Solo queríamos sacar a la venta el libro en que tenía nuestros nombres y del cual nos sentíamos orgullosos. Y si cubríamos los costos de la publicación independiente y teníamos suficiente dinero para continuar con el segundo libro y los siguientes estaríamos satisfechos solo con ello.

The Highfield Mole nació realmente la misma noche que mi esposa sugirió un libro para niños, mi concepto del personaje de Will Burrows junto con el conocimiento de Brian de los Túneles Williamson que fueron cavados en Liverpool entre los años 1800 y 1840. Él había estado escribiendo un poco al respecto, pero esa noche fue como si una bomba hubiese explotado y hubiésemos encontrado que las ideas venían consistentes y rápidamente. The Highfield Mole absorbió nuestras vidas, y no encontramos manera de detenernos, sin importar las consecuencias.

Brian Williams: En una entrevista con WriteWord dijiste que William S. Burroughs pensó que el propósito de escribir es “borrar la palabra”. ¿Podrías explicar qué quisiste decir con esa frase?

Me temo que aquí no hay suficiente espacio para explicar completamente el concepto, es suficiente decir que tiene que ver con ganar el silencio interno. Pero en general Rod y yo siempre tratamos de infundir algo de manera subyacente a lo que hacemos, del mismo modo que uno puede ver su película favorita una y otra vez y hacer más cosas de ella cada vez que la vemos, tratamos de lograr eso con nuestro escrito.

Para nosotros, la construcción es en cada paso importante, al igual que la historia. Cuando trabajamos juntos, ambos éramos los críticos más despiadados del otro, y cada oración era escrudiñada una y otra vez, y muy a menudo vorazmente debatida.

Brian Williams: De acuerdo a tu biografía, has estado involucrado en producción filmográfica desde una variedad de perspectivas. ¿Cuál es tu proyecto favorito de los que has participado? ¿Cómo crees que tu experiencia afectará los guiones con la película que compre los derechos de Túneles?

He estado envuelto en muchas áreas diferentes de la producción filmográfica, diseño de escenografía, dirección de arte, trabajo con cámaras, actuación y guiones. También he escrito y dirigido mis propias películas. Mis proyectos favoritos son mis propias películas, por razones obvias. En lo que respecta a cualquier tipo de participación en la película propuesta para Túneles, dudo mucho que Rod o yo tengamos mucho que decir, será algo con lo que tendremos que vivir.

En tu entrevista en First News, hablaste un poco acerca del proceso de co-escritura. Dijiste que trabajaron en el libro por separado y que luego lo juntaron. ¿Puedes describir ese proceso con más detalles? ¿Cómo fusionaron a la perfección lo que ambos escribieron para que pareciera que uno estuviese leyendo un libro de un solo autor?

Nosotros no pensamos que realmente dijimos que trabajamos por separado y luego lo unimos. El primer paso es sesión de lluvia de ideas en conjunto y luego un proceso muy orgánico que pusimos en marcha. Nuestra colaboración incluye un intercambio continuo del capítulo o de una sección en particular del libro, creando una “tercera mente” mientras ambos trabajábamos en él. Algo que es parte de nosotros y que también está separado de nosotros, y de ahí surge la voz propia del libro.

¿Cómo se les ocurrió el concepto del mundo subterráneo de Túneles?

Siempre nos gusto el concepto de un mundo que esté a solo un paso, y en el caso de La Colonia, justo bajo nuestros pies. Ambos estamos fascinados por las historia de Londres, específicamente por sus estaciones subterráneas en desuso y sus largos y olvidados ríos subterráneos. Fue una progresión natural para nosotros escribir acerca de lo que yace ahí.

¿Hubo alguna idea que decidieran no usar?

Ambos consideramos muchas cosas que decidimos que no eran apropiadas para la historia, y hubo también unas pocas escenas adicionales que estabas correctas y que nos hubiese gustado incluir, pero había limitaciones acerca de cuán largo iba a ser el libro. Todavía están en guardadas bajo el suelo de la sala.

¿Cuál fue tu parte favorita del proceso de escritura?

Esta es una pregunta muy interesante y un tanto difícil de responder. La respuesta más simple es que cada etapa tuvo sus pros y sus contras. Las discusiones iniciales cuando recién estamos rondando las ideas para hacer por primera vez una nueva escena son fascinantes, entonces viene el largo proceso de plasmarlo en el papel y de la manera correcta, lo que puede tomar semanas o incluso meses. Entonces viene la edición continua para refinarlo aún más y finalmente tener que decir “Ya es suficiente” y dejarlo así. Es bastante difícil de hacer, en nuestras mentes Túneles nunca estará terminado completamente.

¿Cómo tomaron la decisión de no incluir ilustraciones de The Highfield Mole y cómo se sintieron al respecto?

Pensamos que era más simple decidir que no eran esenciales. Después de todo, ellas originalmente fueron una ayuda visual para nosotros en el proceso de escritura del libro, al igual que un guión gráfico es usado en una producción cinematográfica.

¿Cuál fue su reacción cuando descubrieron que Relativity Media había adquirido los derechos cinematográficos para Túneles?

Incredulidad.

¿Qué pueden decirnos acerca del segundo libro?

Nada por el momento, excepto que ha sido maravilloso trabajar con los personajes que hemos establecido y permitirles que nos lleven más allá en su mundo.

¿Cuándo sabrán más acerca del segundo libro los lectores? (fecha de publicación, título, etc.)

 Ninguno de los detalles ha sido confirmado aún pero si todo sale bien, algunos detalles se develarán alrededor de Septiembre de 2008. En cuanto al título, ese es un secreto muy bien guardado…

Traducido por MundoTúneles [Daniela] vía TunnelsDeeper

Publicado por Sirius Holmes