Entrevista en Author Turf

Presentando al autor de bestsellers Roderick Gordon. (24 de mayo de 2011)


¿Cuándo es más eficiente?

Desde que empecé a escribir en el 2003, varió enormemente. Alrededor de 19 años trabajé en un banco inversionista, los días eran largos, y algunas veces mis fines de semana eran arruinados si un trato se estaba cerrando. Cuando fui despedido en el 2001 empecé un rumbo nocturno, supongo que como una reacción en contra de las horas que me vi forzado a trabajar por mucho tiempo. Pero una de las mejores cosas acerca de tener mi vida de vuelta fue que pude llevar a mi hijo más joven al colegio en las mañanas. Frankie tenía tres años de edad en esa época y sentí que lo conocía poco debido al trabajo que me mantenía fuera de casa por mucho tiempo. Pero ahora, puedo llevarlo al colegio para después escribir por el resto de la mañana.

En estos días no he vuelto a escribir en las mañanas. Mi esposa, Sophie, se encargaba de las tareas escolares lo que significaba que estaba libre para hacer lo que quisiera durante el tiempo que quisiera. En el momento, trabajo durante toda la noche, cuando había paz y tranquilidad en la casa. Usualmente veo a mi familia en las mañanas para el desayuno, después me voy directo a la cama. Es casi como si mi esposa y yo tuviéramos roles, y ¡yo juego el rol nocturno!. El problema viene cuando surge algo en la mañana y tengo que levantarme, como una charla o una entrevista sobre mis libros y tengo que adaptarme rápidamente a una rutina más normal. Lo que es bastante útil cuando tengo que hacer una gira de libros en Estado Unidos porque ya estoy acorde a su uso horario, así no sufro de “jet lag”.

¿Qué libros han sido los más fáciles de escribir? ¿Cuáles los más difíciles?

La respuesta corta es que ninguno de ellos ha sido fácil de escribir pero con el primero, Túneles, me arrojé a mi mismo hacia algo que nunca antes había hecho y fue todo tan increíblemente nuevo y excitante. Era arrastrado por una especie de entusiasmo ingenuo. Aunque intenté escribir algunas historias cortas en el pasado y terminé un libro a principios de los noventa (el cual escondí en un cajón), nunca contemplé escribir seriamente antes de Túneles.

Trabajé en Túneles junto con Brian Williams, quien conocí en la universidad hace 30 años más o menos, y se sintió como si nos estuviéramos embarcando en una gran aventura juntos. A pesar de que hablé con varias personas,  nunca fue parte del plan salir y encontrar un editor para el libro terminado. Desde el principio decidí autopublicarlo y fue sacado al mercado en el 2005 con copias limitadas bajo el nombre de The Highfield Mole. Y para ser sincero, cuando Barry Cunningham de Chicken House llamó y dijo que estaba interesado en el libro, no fue una decisión apresurada para que Brian y yo quisiéramos llevar las cosas adelante con él. Pero Barry gozaba de una muy buena reputación en la edición de libros infantiles y el hecho de que él le diera a J. K. Rowling su fama, hicieron que  no pudiéramos ignorarlo. Barry y su colega Imogen Cooper sugirieron que cambiáramos el nombre de The Highfield Mole a Túneles, porque ellos querían algo simple y con un sentimiento más moderno en él.

El segundo libro en la saga Túneles es el que más significado tiene para mí. Escribí gran parte de Profundidades en el 2005 y en el 2006 cuando estaba atravesando problemas financieros. Además de eso mi esposa se encontraba muy enferma. El libro fue un refugio para mí. Me escondí en él y de alguna manera creo que realmente me salvó la vida. Es por eso que la historia es tan impecable y claustrofobia. La emoción que puse en él fue tan fuerte que, aun hoy, hay escenas que no puedo mirar sin sentirme molesto. Pienso que Al límite es el libro más perfecto en cuanto al equilibrio entre trama y el uso de los diálogos. Aún estoy aprendiendo y desarrollándome como escritor, y ahora no necesito experimentar demasiado para conseguir lo que espero con mi prosa.

¿Cuál es el mejor consejo de un escritor que has recibido?

Estaba hablando con el autor Hanif Kurieshi, quien ha estado escribiendo por más tiempo que yo y cuyo canon de trabajo realmente admiro, y yo le pregunté por qué la escritura no se volvía cada vez más fácil con cada libro. Entonces creo que estaba trabajando en la tercera entrega de la serie, Caída libre, y lo encontraba realmente difícil de seguir. Hanif simplemente me dijo: “¿Por qué quieres que se vuelva más fácil?”. El tenía razón, por supuesto. Cuando se vuelve fácil, tú no estás haciendo tu trabajo.

También Nina Killham, una escritora americana viviendo en Londres quien escribió un fantástico blog acerca del miedo a escribir. En él se refirió a todo el equipaje que acumulabas cuando intentas escribir, tales como “¿Para quién es?” y “¿Cómo calificaría esto el editor?”. Es inevitable porque estás incomunicado por largos periodos de tiempo a medida que escribes y tus miedos y las dudas comienzan a salir a flote. Nina dijo que sólo tenía que ignorar todo esto y enfocarme en lo que amo, centrarme en mi amor a la escritura, porque eso es lo que realmente importa. Tomé ésto en cuenta y me ayudó. Es uno de los apartados de “Los Consejos para Principiantes” que escuchaste transmitidos de boca en boca, que asesora que el trabajo es pensar primero en la audiencia antes de escribir una palabra. Y yo dije: “¡Tonterías! Tú escribes para ti mismo. Tú no puedes escribir efectivamente con alguien leyendo por encima de tu hombro”.

¿De dónde sacas tus ideas?

Realmente no lo sé. No he tenido sueños por todos estos años, o por lo menos no tengo recuerdo alguno de ellos cuando me despierto. A menudo me pregunto si es debido a que sueño cuando aún estoy despierto. Y, por supuesto, las Grandes Ideas son vitales mientras estás escribiendo, pero también lo son las miles de Pequeñas Ideas que vienen a ti mientras estás sentando en la computadora. Ellas mantienen toda la historia unida como si fueran pegamento. Tal vez, de donde sea que vengan mis ideas, pararan de venir alguna vez y ¡tendré que hacer otra cosa!

¿Qué te impulsó inicialmente a escribir?

Siempre quise hacer algo creativo. Recordando, en mis veinte, acostumbraba a jugar con un sintetizador y componía un poco de música, también pensé en hacer algo en el negocio fílmico. Pero mi carrera de diecinueve años en la industria financiera le puso un freno a lo creativo hasta que perdí mi trabajo en el 2001. Estaba tan desilusionado y amargado de que eso sucediera que no hice un esfuerzo para encontrar un nuevo empleo, aunque realmente necesitaba el dinero para cubrir mis egresos. En vez de eso hice algo completamente osado y empecé a trabajar con mi viejo amigo, Brian. A principios de los ochenta cuando ambos estábamos en la universidad, Brian había hecho una licenciatura en arte en el Slade mientras yo estudiaba Biología a la vuelta de la esquina. Nos encontrábamos regularmente en el bar para estudiantes y hablábamos acerca de escribir guiones. Pero eso fue hace 30 años, cuando yo no tenía familia. Así que era casi una cosa racional.

Fue a finales del 2003 cuando mi esposa, Sophie, hizo la sugerencia de que nosotros deberíamos considerar la idea de escribir un libro para jóvenes lectores. A pesar de que Brian y yo no lo tomamos muy enserio, las ideas vinieron densas y rápidas, y Will Burrows y la Colonia nacieron. Ambos nos sumergimos completamente en el proceso como si nada más importara. Algunas veces decimos que el libro nos escogió. Así que supongo que toda esa energía creativa que se había venido acumulando en mí, a la edad de 43 años finalmente encontró su salida.

¿Cuál es tu autor favorito?

Es difícil escoger solamente uno, tengo tantos momentos diferentes en mi vida. Devoré muchos de los clásicos de los escritores rusos (Dostoevsky, Chekov, Gogol, Tolstoy, etc) en mis veinte, aunque no creo que tenga la paciencia para leerlos ahora de nuevo, ellos significaron mucho para mí en aquel entonces.

Tal vez si tú me obligas a escoger sólo uno tendría que decir William Golding por sus libros, tales como El señor de las moscas, La Pirámide y Martín el náufrago. Amo su prosa porque se siente tan clara y ordenada, y aunque nunca pienso hacer comparaciones trato de lograr algo parecido con mi propio trabajo.

¿Qué consejo le darías a los jóvenes escritores?

La gente dice que debes leer cuantos libros te sea posible y que esto puede ayudarte a ser un escritor. Por supuesto que debes leer, pero nada puede reemplazar la experiencia de escribir por ti mismo. Así que coge algo de papel o escríbelo en tu computadora. Después empieza a vivir la historia, déjala rondar por tu cabeza, y no pares de trabajar en ella, y no esperes que el proceso sea rápido. Muchas veces he dicho que es similar a realizar un viaje, digamos la escuela. Mientras haces el viaje una y otra vez, tú empiezas a notar pequeños detalles en el camino que antes no notabas. La prosa es un poco como un viaje, así que pon los detalles en ella y haz que las escenas cobren vida.

¿Son tus personajes completamente ficticios o están basados en alguien real?

Algunos personajes tienen su origen en personas reales pero ellos rápidamente cobran vida propia. La gente raramente se reconoce a sí misma en los libros, lo que es un alivio. Y algunos de los otros personajes son simplemente ellos mismos. Una pareja tiene voces similares a actores, con quienes me gustaría actuar alguna vez. El Segundo Oficial, un policía en la Colonia, se parece a un actor inglés llamado Ray Winstone, cuando escribo su diálogo.

Cuéntanos acerca del libro en el que estás trabajando ahora.

Actualmente trabajo en Spiral, el quinto libro de la saga Túneles, el cual será publicado en Inglaterra a finales de este año y en Estados Unidos en el próximo año. Pienso que está yendo muy bien, pero siento pena por Will, Chester, Elliot y alguno que otro personaje, ellos has pasado por mucho hasta ahora y en este último libro sus vidas se vuelven aun más difíciles. A menudo pienso si no estaría mal escribir una escena tranquila para ellos, así se pueden relajar y tomar un descanso del constante roce con los Styx. Después de todo, los autores tomamos vacaciones así que ¿por qué no podrían hacerlo los personajes?

El borrador de Spiral estará listo muy pronto luego terminaré de editarlo para asegurarme que valga como libro. No sé cuantas veces revisan sus obras el resto de escritores, pero yo reviso el mío sin cesar y obsesivamente hasta que estoy satisfecho. Estimo que algunos de los capítulos de los otros libros los revisé más de cien veces, tal vez porque aún continuaba aprendiendo a escribirlos.

El año pasado empecé una nueva historia que no tiene nada que ver con la saga Túneles y alcancé a escribir sobre la mitad hasta que paré porque necesitaba dedicarme en la escritura de Spiral. Pero tan pronto como Spiral esté listo, empezaré de nuevo con ella. No puedo trabajar en dos libros al mismo tiempo, además me toma cerca de un año escribir un libro, desearía poder hacerlo más rápido pero simplemente no sucede.

Describe tus vacaciones de ensueño.

Mi sueño podría ser que la película de Túneles sea realizada y volar junto con mi familia a Los Ángeles o donde sea que la premiere de la película se exhiba. Realmente espero que no se quede en un simple sueño…

Traducción de MundoTúneles [Death Angel] vía Brittney Breakey

Publicado por Sirius Holmes