Roderick Gordon y Brian Williams

Roderick Gordon (izquierda) y Brian Williams (derecha).

Ambos autores británicos han dedicado varios años y mucho entusiasmo a Túneles, novela que comenzaron a escribir cuando Williams perdió su trabajo en la banca de Londres. El destino quiso que la novela fuera a parar a manos de Barry Cunningham, el editor que descubrió a Harry Potter. Desde entonces se ha convertido en un auténtico fenómeno literario internacional.

En un primer momento, los autores realizaron una edición limitada que ellos mismos sufragaron. En sólo un día vendieron los 2.500 ejemplares en una librería local del condado de Norfolk. Desde su salida al mercado británico, su ritmo de ventas ha sido superior al de la primera entrega de la saga creada por J.K. Rowling.

Roderick Gordon

Roderick Gordon, coautor de la saga Túneles, creció en Highgate, en la parte norte de Londres. Crónicamente tímido a lo largo de su niñez, se refugió en la pintura y la escritura, a la edad de 12 años un cuento corto de su autoría fue publicado en la revista escolar. Estudió Biología en la University College de Londres, ahí conoció al incontrolable Brian Williams, quién asistía a la Slade School of Fine Art. Se convirtieron en amigos cercanos en el verano de 1980 después de descubrir que tenían un gusto muy similar en películas, música y literatura pero sobre todo en mujeres.

Después de fallar en su intento de ingresar a la escuela de medicina para ser doctor, Roderick se graduó con una licenciatura en Biología pero sin la menor idea de que quería hacer por el resto de su vida. Por un par de años se dedicó a componer música y tocar en varias bandas; se aventuró a entrar en el negocio del cine (fue contratado brevemente por Handmade Films de Greorge Harrison) pero de alguna manera u otra terminó en la ciudad trabajando en una corporación financiera.

En 2001, después de nueve años en el mismo banco inversionista, Roderick fue despedido, algo que ahora describe con una bendición disfrazada. Acostumbra a decir que vendió su alma al diablo pero que éste no la quería. Ahora de vuelta en posesión de su alma y con el tiempo de su lado, estaba más disponible para encontrarse con Brian frecuentemente y en 2003 decidieron empezar a escribir juntos, algo que estaban planeando desde hace más de dos décadas. Su primer proyecto fue un guión para una película donde encontraron el proyecto tan gratificante que decidieron seguir colaborando y escribir libros para jóvenes lectores, lo que fue primeramente sugerido por la esposa de Roderick, Sophie.

Roderick siempre ha estado interesado en la arqueología y la paleontología. Su tatara-tatara-abuelo William Buckland es ampliamente reconocido como uno de los padres de la geología y en 1824 dio, lo que se considera, la primera conferencia científica sobre el hueso de la mandíbula de un dinosaurio llamado Megalosaurus, 20 años antes de que la palabra dinosaurio fuera acuñada. Roderick quedó fascinado por “lo que hay debajo” y cuando se compró una casa de campo del siglo XVI descubrió que se rumoreaba que tenía un pasadizo secreto debajo de ella; de allí nació la idea de Túneles.

Entre finales de 2003 y el verano de 2004, Roderick y Brian escribieron juntos y autopublicaron su primera novela en 2005. El libro fue rápidamente vendido atrayendo la atención de Barry Cunningham, el editor original de J.K. Rowling y el fundador de Chicken House.

Después de un intenso interés de los medios de comunicación y un rápido viaje, Túneles fue lanzado en Julio de 2007 con un gran éxito, hasta ahora ha sido publicada en 40 países y ha vendido más de cien copias alrededor del mundo. Poco después de la publicación, los derechos de la película fueron comprados por un gran financiador de Hollywood y se espera que la producción comience en 2011. Incluso en Japón se ha realizado un manga en base a la novela Túneles. La novela Tunnels continúa con: Deeper (2008), Freefall (2009), Closer (2010), Spiral (2011) y acaba con Terminal (2013).

Roderick vive en el norte de Norfolk, con su esposa, sus dos hijos y algunas ruidosas gallinas, a pesar de que se escapa frecuentemente a Londres.

Brian Williams

Brian Williams nació en Liverpool y creció en una pequeña comunidad minera de cobre en Zambia. Se describe a sí mismo como el payaso de la clase y un soñador empedernido, Brian también se obsesionó con todas las cosas subterráneas. Un recorrido por los ejes locales y túneles en un hoyo bajo tierra dejó una impresión duradera al igual que una gran excavación en la escuela de amigos del jardín donde su padre (un minero) le ayudó a cavar.

Brian y su familia se mudaron a Liverpool en los ’70 cerca de Edge Hill, un distrito de la ciudad donde hay una gran extensa red de túneles y cámaras excavadas en el siglo XIX por un empresario local y filántropo, Josheph Williamson. El conocimiento de Brian de los túneles se juntaron con el concepto de Brian para el personaje de Will Burrows y actuó como catalizador de Túneles.

Brian comenzó a escribir en serio en su adolescencia fundando y editando una revista literaria antes de trasladares a Londres para estudiar en la universidad. Sin embargo, tomó varios años antes de que Roderick cooperara en su escritura. Roderick se había movido en el alto mundo de la ciudad mientras Brian se mantuvo dedicado al arte después de dejar la universidad, realizó exposiciones frecuentes donde los dos se ponían al corriente de sus vidas.

Con los años Brian descansó de la pintura y se dedico a las instalaciones, performances y el cine experimental. Ésto lo llevo al cine convencional y a la televisión, sobre todo con su amigo Charlie Higson en Randal y Hopkirk (fallecido) y también con Alex Cox como director de arte en uno de sus filmes en donde Brian también hizo una breve aparición como un trabajador de la morgue (menos sus cejas).

La carrera de profesional de Roderick en la ciudad encontró un abrupto final, y así fue como su asociación de escritura comenzó. Ambos discuten una idea para una escena o un capítulo a menudo tarde en la noche en la mesa de la cocina de la casa de Roderick y después Roderick hace el primer borrador. Brian toma el borrador y revisa las secciones tanto como considere necesario, incluso proporciona las ilustraciones. La copia es reeditada por Roderick y puesta de nuevo en el computador para otra revisión por parte de Brian, este proceso de copiar al computador y revisar una y otra vez toma semanas hasta que los dos contribuyentes estén satisfechos con el resultado final.

Desde la publicación de Túneles, Brian continúa viviendo al este de Londres y trabajando en una serie de proyectos literarios así como películas.

Traducción de MundoTúneles [Death Angel] vía Chicken House.

Páginas relacionadas

Noticias relacionadas

Publicado por Sirius Holmes