Exclusiva: Entrevista (II) a Adolfo Muñoz

Adolfo Muñoz continúa siendo el traductor de la saga Túneles y le hemos robado un poco de su escaso tiempo para hacerle algunas preguntas. A diferencia de su primera entrevista en MundoTúneles, en esta ocasión queremos que saber más de él, desde sus inicios en la profesión hasta el actual libro que está traduciendo: Closer.

Mientras esperamos a que se traduzca y se publique el cuarto libro de la saga Túneles, descubre lo que nos ha contado Adolfo en esta entrevista.

Para comenzar nos gustaría conocerte un poco más y preguntarte sobre tu trabajo como traductor. ¿Por qué decidiste dedicarte a este oficio?
Fue bastante casual. Yo quería ser escritor, no traductor, y había terminado como profesor de secundaria. Un día, tras publicar mi primera novela, Tengo palabras de fuego, me surgió la posibilidad de hacer traducciones para la editorial Emecé, actual Salamandra, que era la que había publicado mi novela. La primera traducción que hice les gustó tanto, que me encargaron después continuar con la serie Harry Potter, que había iniciado una traductora argentina, Alicia Dellepiane. Sin embargo, hasta varios años después no me di cuenta hasta qué punto me gustaba esto de traducir, más o menos hasta hace cuatro años. Pero volviendo a mis comienzos, la verdad es que lo de dedicarme a la traducción fue un salto en el vacío sin red, de los que me encanta dar. Dejé un trabajo, el de profesor, mejor pagado y que me exigía menos, pero que no me satisfacía, sencillamente porque no creo que se me diera bien.

¿Qué es lo mejor y lo peor de este trabajo?
Lo peor es la remuneración (el de traductor es seguramente el trabajo peor pagado del mundo en relación con la preparación que exige). Sin embargo, no me quejo, pues yo no necesito mucho dinero para vivir bien. No sé quién dijo aquello de “No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita.” Yo no tengo ni piso ni coche, ni falta que me hacen. Soy feliz viviendo de alquiler, yendo en bici o en tren a todas partes, y viviendo con lo puesto. Decididamente, el dinero no hace la felicidad.
Y lo mejor de este trabajo son un montón de cosas: en primer lugar, es un trabajo de artesanía, creativo (mucho más de lo que suele pensar la gente: esto no tiene nada que ver con pasar palabras de una lengua a la otra), que se hace en casa, sin discutir con los compañeros, disfrutando de un día libre cuando me da la gana, y encima uno siempre está aprendiendo, cada traducción es un nuevo reto. Mis libros son como unos hijos que no dan disgustos, y que puedo enseñar a las visitas sin que me avergüencen. Decididamente, este trabajo es estupendo, no lo cambiaría por ningún otro, ni por jugador en la Roja, ni por Presidente de EEUU, ni por notario.

¿Recuerdas tu primera traducción?
Sí, aunque no tuvo nada de memorable.

¿Sigues alguna rutina cuando tienes que traducir? Explícanos lo primero que haces, lugares donde trabajas, horarios…
Pues pocas rutinas en lo que se refiere a la manera de abordar la traducción, puesto que en mi opinión cada libro exige un tipo de traducción distinta.
Pero, por supuesto, sí que tengo rutinas en cuanto a disciplina horaria y demás. Lo primero que hago al levantarme, antes incluso de desayunar, es traducirme un par de páginas, casi dormido. Después desayuno con toda la calma que requiere un momento tan importante del día, y luego sigo traduciendo, solo que no lo hago en silencio como en el primer tiempo, sino escuchando la BBC 3 o bien poniéndome las Cantatas de Bach. Son inagotables, casi cien horas de música dan para acompañar la traducción de muchas novelas. A veces escucho a otros compositores mientras trabajo, pero el 80% del tiempo lo que suena es Bach. Para mi gusto no hay nada comparable. Enorme placer a enormes dosis.
Así continúo más o menos el resto del día hasta que termino las páginas que me había asignado para ese día, cosa que suele ocurrir hacia las siete de la tarde. Y entonces me miro lo que voy a traducir al día siguiente, y salgo a dar una vuelta en bici por la orilla del río.

¿Qué es para ti traducir?
Es crear una nueva novela que se sostiene por sí misma, pero que da la casualidad de que es un plagio descarado de otra que han escrito en otro idioma. Creo en la traducción de efectos: si hay algo gracioso, quiero que en la traducción tenga gracia, aunque no diga lo mismo que el original. Si hay algo que da miedo, quiero que dé miedo en la traducción. O si hay algo que hace llorar, quiero que también haga llorar a mis lectores. Y, sobre todo, no quiero que mi traducción parezca una traducción, sino que esté escrita en un castellano de calidad, sin contaminaciones de la lengua original. Vamos, que esto no tiene nada que ver con traducir palabra a palabra: es un proceso de reescritura. Si los traductores literarios tradujéramos palabra a palabra, no nos leería nadie.

Ahora te encuentras en plena traducción de Closer. ¿Qué plazo tienes para entregarla?
Pues empecé hacia el 20 de junio, exactamente no recuerdo, en cuanto la editorial me envió la novela. Tengo de plazo hasta el 30 de septiembre, pero no lo agotaré porque tengo otros compromisos que atender.

¿Cómo se titulará Closer en español? ¿La decisión del título te corresponde a ti o a la editorial?
La decisión de los títulos corresponde siempre a la editorial, aunque el traductor hace sugerencias. En el caso de Túneles, nadie se ha quebrado la cabeza con este asunto: todos los títulos son muy literales. Probablemente Closer se titulará Más cerca, aunque este título no es enteramente satisfactorio: téngase en cuenta que Closer significa Más cerca, pero también Más cerrado.

De los cuatro libros que llevas traducidos, hasta el momento, para la saga Túneles, ¿Cuál es tu favorito? ¿Cuál ha sido el más fácil y el más difícil de traducir? ¿Crees que los libros han ido mejorando?
Mi menos favorito fue el segundo, que me resultó un poco deprimente, tal vez en parte por mi situación personal en aquel momento, de auténtico agobio. El más difícil de traducir fue sin duda el primero, porque no le había pillado el truco a la cosa.

En la anterior entrevista nos dijiste que es difícil recordar cómo se tradujo cada término, ¿Cómo haces para acordarte de cada palabra? ¿Utilizas algún tipo de glosario?
Afortunadamente, cuento con el PDF de los textos anteriores y puedo realizar búsquedas para refrescar la memoria.

A lo largo de los libros han ido apareciendo personajes nuevos, ¿Tienes alguno favorito que no conozcamos?
En el cuarto volumen me ha caído mejor Elliott, porque es más humana y más femenina y se ha dejado el pelo largo. Y el doctor Burrows.

Si te surge algún problema con alguna expresión o palabra de difícil traducción, ¿Cómo lo resuelves? ¿Mantienes algún tipo de contacto con la editorial inglesa? ¿Recibes alguna indicación?
No, tuve un contacto indirecto (a través de Urano) con la editorial inglesa durante el primer volumen, pero no después. Y ese contacto fue para recibir instrucciones, que afectaban sobre todo a la literalidad de la traducción (no querían que hiciéramos ninguna adaptación, lo cual me parece correcto en un caso como este). Las dudas hoy día las resuelve Google casi siempre, y la Wikipedia (desde aquí, muchas gracias a ambos). Además tengo un amigo inglés que sabe un montón de ingeniería y cosas de esas, me ha resuelto un montón de dudas (muchas gracias también a ti, Mike).

Para finalizar, queremos darte las gracias por contestar a esta entrevista y te dejamos vía libre por si quieres comentar algo a todos los lectores de MundoTúneles.
Pues lo único que tengo que decirles a los lectores es que espero que disfruten el cuarto volumen, igual que los anteriores, y que cuando lean un libro escrito originalmente en inglés, o en ruso o en swahili, se acuerden de que hay un traductor que tiene parte del mérito o de la culpa del libro.
Ah, y gracias a ti [Sirius Holmes] por acordarte también de eso y hacerme esta entrevista.

Fuente: MT


10 Comentarios en “Exclusiva: Entrevista (II) a Adolfo Muñoz”

Puedes dejar un comentario, o hacer un trackback desde tu propia página.
  1. FranziskaVK dice:

    *Clap, clap* ¡Muy buena entrevista! Y gracias a Adolfo Muñoz por su tiempo y colaboración :mrgreen:

    Waa… creo que lo tendremos prontito :mrgreen:

  2. COX dice:

    que elliot se hace mas femenina y se deja el pelo largo??? ahora tengo mas ganas de leer el libro 😀

  3. […] sobre sus nuevos proyectos y su reflexión sobre el oficio de traducir, los invitamos a leer la entrevista completa. ¿Te gustó este post? […]

  4. skarlax dice:

    pequeño spoiler lo de elliot jejeje 😀
    pero buenisimo va a ser verla o mejor dicho imaginarsela con pelo largo y mas femenina.

    Buenisima la entrevista, ojala sigua siendo siempre el mismo traductor para todos los libros.

    Lo que no entiendo es como le puede gustar el personaje del doctor Burrows.

  5. Alex dice:

    A mí también me gusta el personaje del Dr. burrows. Lo que veo que nos ha sorprendido a todos es que Elliot se deje el pelo largo y se vuelva más femenina.

  6. Garrow dice:

    Genial!, muy buena entrevista. Espero que tomen en cuenta a adolfo, ya que “más cerrado” suena mejor para mi. Espero con ancias closer en español. tengo el ingles al alcance de mi mano, pero prefiero seguir la linea de la coleccion en español. aunque ya los spoilers me tienen a un paso.

    Bueno un saludo a todo mundo tuneles, ya hace 1 año que no podia comentar, sin internet y el trabajo me dificulta el tiempo. ademas tuve problemas con la contraseña, pero¡los leo al menos por mes. saludos cordiales desde chile 🙂

  7. AmoaWill dice:

    Ya me imagino a Elliot guapisima coqueteandole a Will 😉 Me muero de ganas de leerlo!!!!!

  8. LukeB dice:

    Definitivamente ya no puedo esperar mas!!! :mrgreen: Gran trabajo del señor Adolfo Muñoz y no se diga menos de Mundotuneles.com por traernos toda esta información seee!!!

  9. @LukeB: Gracias por tus palabras 😛
    Me alegro que os haya gustado la entrevista.

  10. […] varias noticias, entre ellas algunas exclusivas como las primeras páginas de Caída libre o una nueva entrevista a Adolfo Muñoz. Seguiremos esta línea, intentando traeros siempre las mejores noticias sobre la saga.  Tampoco […]

Deja tu comentario